En la reforma de este piso en Barcelona, se buscó la unión de espacios, compartimentando la casa lo menos posible, para que toda la vivienda ofreciese una continuidad, que lo hiciese más espacioso y luminoso visualmente. Además, se optó por tonos claros, con algunos toques rotundos de negro, que le otorgan mucha personalidad. La elección de un mobiliario bastante minimalista, con piezas actuales, y el acero, contrastan con el pavimento de madera, que equilibra y da calidez a la vivienda.



 

 

 

 

 

 

 

[micasa]
Ya sabéis que creo que las casas antiguas tienen muchísimo potencial, gracias a las reformas. Poder encontrar un buen espacio, y modificarlo a tu antojo, es un privilegio, aunque mucha gente tenga pánico a las obras. Os suelo enseñar a menudo muchos ejemplos, pero si os animáis, tened en cuenta las ventajas fiscales que tiene ahora mismo lanzarse a la piscina. Echad un vistazo a  “Ayudas para reformar tu casa”