APARTAMENTO MASCULINOAPARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO APARTAMENTO MASCULINO

Salvo algunas excepciones, como el apartamento de la fundadora de Sézane, tengo que admitir que me tiran mucho más los interiores con aspecto sobrio y algo masculino, así que no es raro que me haya enamorado cada espacio de esta casa danesa que he encontrado en Bolig. Su propietario lo alquiló ya reformado, pero tras unos años viviendo fuera, quería darle un aire de loft neoyorquino, así que no se lo pensó dos veces a la hora de pelar una pared para descubrir el ladrillo, o pintar otras dos en negro. Con muebles en blanco y madera, y algunos detalles de metal, como la lámpara dorada o la vitrina negra, se desmarcó del nórdico al uso, para conseguir un resultado final mucho más personal.