¿Tenéis una silla preferida?. Creo que si tuviésemos que quedarnos con una, la Wishbone de Wegner sería la elegida. Ideada en los 50, sigue siendo un ejemplo de sencillez y funcionalidad, que no entiende de épocas ni de estilos.

Hans J. Wegner creó este modelo en 1949, basándose en los retratos de los comerciantes daneses que posaban sentados en asientos de la dinastía Ming, y hoy en día es la firma danesa Carl Hansen & Søn  quien la comercializa en diferentes acabados, aunque su estructura sigue siendo de haya maciza. Un icono que, como tantos otros, está replicado hasta la saciedad.