puertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristal puertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristalpuertas de hierro y cristal

El otro día, mi amiga Carmen (que se conoce todos los sitios más bonitos de Madrid), me llevó de desayuno y ruta por locales que merecen la pena, y entre café y elección de lámparas para un proyecto, se nos llenó la boca diciendo que estamos un poco hartas de tanto panel de hierro y cristal. Por lista, hoy me ha pasado lo que me pasa siempre que reniego de algo; he encontrado una casa que me hace comerme, una a una, mis palabras, porque no es que tenga una cristalera que venga a cuento, es que la vivienda entera es un catálogo de cerrajería, y no soy capaz de decir nada malo de ella. (Sí, la mezcla de mármol, blanco y negro, revestimientos preciosos y un suelazo de madera ayuda mucho). Vía Studio Maclean.