Nada mejor que prepararse para el fin de semana con una buena dosis de imágenes de habitaciones que invitan a pasar el día entero en ellas y que tienen un denominador común; la sencillez. Apliques de pared, taburetes como mesillas de noche, libros, fotos enmarcadas en blanco y negro y alfombras coloridas para los que buscan un resultado bohemio. Demostrado; no hace falta (gastar) mucho para conseguir un cuarto perfecto. via