Even though we would love these breakfasts could last forever, it´s time to move on and change our garden for a cute place in the kitchen.

Aunque nos gustaría que estos desayunos durasen para siempre, el verano está a punto de acabar, haciéndonos cambiar los porches y terrazas, por lugares muy prácticos dentro de la cocina, creados a base de pequeñas barras o mesas, y taburetes o sillas ligeras.