Vivir en el centro, en una casa que hereda detalles de siglos pasados, espacios amplios, y mucha luz. Su  decoración es tan sencilla, que lo equilibra todo. Por si fuera poco, además, sus zonas públicas miran hacia una preciosa calle, y las más privadas, lo hacen a un cuidado patio interior. El caso es que lo venden, así que… ¡que nos pongan dos!.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[Bo-laget]