Ornament is a crime, for this minimal and modernism house. It is all about it´s clean lines and materials, saying yes, less is more.

El ornamento es un crimen para esta vivienda minimal y modernista, cuyo lenguaje se basa en sus formas rotundas, y en la sabia elección de los materiales. Uno de esos casos en los que verdaderamente, menos es más. 

[Architectrural Digest]