ventanas negras dtr4ventanas negras dtr1ventanas negras dtr3ventanas negras dtr0ventanas negras dtr ventanas negras dtr2
Parece que eso de las cristaleras negras para separar espacios no tiene fin, e incluso las hemos visto como cerramiento exterior, eso sí, con pinta de no aislar demasiado. La versión robusta, silenciosa y calentita la tenemos en la casa de hoy, y personalmente, me encanta como opción a las ventanas estándar. Además, el toque potente que le da el negro a la casa, con ese suelo tan neutro, y con un mobiliario tan atemporal, hace de ésta, otra de esas casas a las que me mudaría.  Merece la pena recordar este apartamento en Roma, o el loft que parecía neoyorkino, pero estaba en Bruselas, como ardua competencia, aunque creo que me quedo con la casa de Jenny Kayne (hasta nuevo aviso). via