Esta es una de esas casas que siempre tenemos como referencia en el estudio. La gama de colores, la luminosidad, los muebles con personalidad y el ambiente de hogar vivido que tiene, con esas baldas llenas de libros y revistas, las macetas, o las piezas de arte en la pared. Un interior redondo, donde todo coordina sin resultar frío ni demasiado perfecto. (vía)