Quizá recordeís la última imagen de esta entrada. Pertenece al Hotel Juvet, una maravilla perdida en el bosque, que parece el lugar perfecto para pasar el fin de semana. 😉 Parece la visita perfecta en ese concepto llamado turismo arquitectónico, como la escapada al hotel Aire de Bardenas.