Éste es el resto de la casa de esta habitación, o más bien, esa habitación era parte de esta espectacular casa. Aunque es una de esas viviendas que necesitan más bien poco para brillar, la propietaria (la diseñadora Jenny Kayne) se las ha apañado sola para decorar cada rincón, consiguiendo un resultado que parece un proyecto completo creado por el estudio que la diseñó. Lo dicho, un homenaje al buen gusto. via