Instead of creating a common little shop, LineHouse conceived this delicatessen store, as an architectural challenge. With a seemingly simple exterior, are the windows who suggest the complexity of it´s interior design, with the latticework of brass poles. Just some simple furniture, and sober colors, on black, slate and wood, are needed complete a balanced project. (via)
En lugar de crear un puesto al uso, el estudio LineHouse concibió esta pequeña tienda delicatessen, como un auténtico reto arquitectónico. Con una apariencia muy sencilla al exterior, son los huecos abiertos en fachada, quienes dejan intuir la complejidad del diseño interior, donde el entramado metálico es el total protagonista. En un segundo plano, los acertadísimos muebles de lineas muy sencillas, y la sobriedad cromática, en blanco, pizarra y madera, completan un proyecto totalmente equilibrado. (vía)