A veces algo que ves en fotos como un simple detalle se acaba convirtiendo en toda una fijación. Eso nos está pasando con la idea de poner espejos redondos, especialmente en formato XL, en el baño. Una forma más que sencilla de actualizar el espacio, sea cual sea su estilo. Grandes, pequeños, en versión doble, con o sin marco… el único requisito es que sean sencillos. Nosotras ya nos hemos apuntado en esta casa (y en esta otra) via

1 / 2 / 3 / 4