Uno de esos elementos básicos, que se adaptan a cualquier decoración. Su toque clásico, rústico, hacen de ellas las perfectas aliadas de quienes quieren dar a un espacio, un aire shabby chic, pero también son capaces de permanecer en un discreto segundo plano, si se las elige en un tono neutro, o tomar el protagonismo, si optamos por el color. Si existiese el fondo de armario en el mobiliario, ésta, sin duda, sería una de sus piezas imprescindibles.
Del blanco al negro, pasando por toda la gama de los tonos naturales, y algunos colores vibrantes, como naranja, rojo, verde, o azul, ¿Dónde hacerse con ellas?. En Maisons du Monde.

 

 

 

 

 

 

 

[Maisons du Monde]