photo 84235447-6f0b-4b24-91be-5fd64f0cc502_zpse94d1145.jpg photo d76587fe-e169-4291-8ec3-58aae299218c_zpse50695f8.jpg photo 9f61cdd2-9705-4f8f-9c6b-3d1df021a564_zps1a73e3bb.jpg photo 10c5a42a-a2e8-4afd-b5ce-37951cc4cfb4_zps64038f79.jpg photo eccbca33-7fb9-4852-80c4-439fa703def2_zpsc14a16d6.jpg

Para crear el escenario perfecto para un montón de muebles llenos de color y unas cuantas obras de arte, dejar las paredes en blanco impoluto, con unos suelos continuos, es la mejor idea. Con esa base, María Lladró ha combinado muebles antiguos y piezas llenas de importancia, con otras en blanco brillante y formas limpias, que restan intensidad a la mezcla. Si además añadimos que esta vivienda se encuentra en Mojácar (y con las ganas que tenemos ya de vacaciones), creo que más de uno querría cerrar los ojos y aparecer de inmediato allí. ¡Feliz fin de semana!.
[Nuevo-Estilo]