Sometimes, we don´t feel comfortable when we rent a furnished house, and we´d like to make it ours, without a high budget. To me, this living room seems to be the perfect sample of a simple and cozy home, anyone could feel good in. It´s as easy as buying some Ikea items, like the sofas and the coffee table, and add a vintage piece of furniture, that I´m sure you can get borrowed from some relative. (via)
Muchísimas veces, cuando pasamos por la fase de la vivienda de alquiler, no terminamos de estar a gusto en la casa, pero tampoco queremos invertir mucho (o nada) en darle un lavado de cara, por considerar que no es más que un espacio de paso. Pues bien, este salón me parece el ejemplo perfecto de un espacio tan sencillo, y tan neutro, que todos nos sentiríamos cómodos en él. Tanto los sillones, como la mesa de centro, los tenemos clónicos en Ikea, y las estanterías de obra, se pueden sustituir por otras de la misma marca. Con eso, y alguna pieza especial, como el escritorio de madera oscura de la última foto (que podremos coger prestado indefinidamente, de algún familiar), tenemos la papeleta resuelta. (vía)