Para los bebés adictos al diseño, o podríamos decir que para las mamás adictas al diseño, hay otro tipo de habitaciones para recién nacidos, que se desmarcan de los tonos pálidos y la estética más clásica. Aunque en estos casos el gris suele ser el tono ganador, cada vez parece estar menos prohibido el uso del negro, y hay que admitir que, con una dosis muy controlada, tiene su punto.