Ya vimos uno de los proyectos de Antonio Zaninovic aquí, y esta vez repetimos arquitecto y localización, ya que esta espectacular vivienda también está situada en Sudáfrica. Con unas  premisas claras a la hora de configurar el proyecto (crear espacios abiertos con vistas a la montaña, que interior y exterior se fundieran a lo largo de la casa y que el jardín fuese algo digno de observar), el resultado fue tan bueno que los interiores no necesitaron más que materiales autóctonos y piezas de mobiliario sencillas que aportan color y un toque retro, resultando el remate perfecto. vía