Si pensamos en un verano en Grecia nos vendrán a la mente eternos ratos al aire libre, así que cuando K-Studio ideó esta vivienda se encargó de materializar ese concepto, de forma que interior y exterior se mezclasen hasta casi hacerse uno, para aprovechar los beneficios de una situación privilegiada y no perder ni sol ni vistas. Un proyecto creado a base de volúmenes definidos por planos horizontales, con zonas que se abren las unas a las otras para alejarse de la rigidez de una vivienda convencional.