Hace tiempo os di mi opinión sobre cuáles eran las premisas a la hora de acertar eligiendo un sofá, así que una vez vistos los que -para mi- son los cuatro puntos básicos a tener en cuenta, toca la parte divertida; ¡comprarlo!. Os dejo con una selección de piezas en dos versiones, una low cost, y otra dedicada a los que queráis gastar algo más. ¿Tienes claro con cuál te quedas?.

1  /  2  /  3  /  4  /  5  /  6
1  /  2  /  3  /  4  / 5