Si ya vimos la versión neutra de interiores con alfombras en esta entrada, hoy dejamos las marroquíes a un lado para centrarnos en una versión más bohemia y colorida, muy cercana a las alfombras persas. Posiblemente, muchos les tengáis un poco de alergia al relacionarlas con casas anticuadas, pero seguro que estas fotos (o casas espectaculares como ésta) os hacen cambiar de opinión. (vía)