Somos unas totales admiradoras de aquellos arquitectos que consiguen crear proyectos tan buenos en parcelas tan estrechas. Smart Design Studios lo hizo con esta vivienda, a la que llamó Tusculum, y que consiste en la reforma y ampliación de una antigua casa en Sidney.
La enorme escalera escultórica es el elemento más importante del proyecto, sirviendo como conexión entre la zona antigua y la nueva y dando acceso a todas las plantas, ya que ambas partes tienen forjados a diferentes alturas, aunque lo que me llama la atención es la forma en la que se ha solucionado planta baja, con una zona exterior a medias entre un jardín y un patio inglés, que parece ser una continuación natural de la preciosa cocina.