Lo suficientemente neutras para que encajen en cualquier ambiente, pero con la personalidad necesaria para aportarle un plus de estilo a la habitación donde se coloquen, las alfombras marroquíes en tonos crudos empiezan a ser una tendencia cada vez más extendida. Os dejo con una selección de imágenes que muestran lo bien que se adaptan a cualquier ambiente, independientemente de colores, estilos,  y estancias. 
P.S. Si lo vuestro es el color, quizá os vaya más la idea de optar por una alfombra bohemia colorida.